Aprueban reformas sobre verificación a expendios de agua y campañas de adopción de animales

BOLETÍN LIII – 1053

  • Los cambios a la Ley de Salud fueron promovidos por el Diputado Javier Estrada González.

Con el objetivo de establecer que corresponde a la autoridad sanitaria, realizar verificaciones periódicas a los establecimientos cuyo producto sea agua y hielo para consumo humano, envasados y a granel, y que los centros de acopio animal implementen campañas permanentes de adopción, los diputados aprobaron reformar la Ley de Salud para el Estado de Morelos.

En la pasada sesión ordinaria, el Pleno del Congreso avaló de forma unánime, que los centros de acopio animal y control de fauna nociva que establezcan los ayuntamientos, tendrán la obligación de realizar y promover, en coordinación con las asociaciones protectoras de animales, campañas permanentes de adopción.

Tras destacar que el 70% de los animales domésticos de la república mexicana viven en situación de calle, avalaron la atribución de los centros de acopio para celebrar convenios con instituciones públicas, sociales o privadas, para realizar y ejecutar las acciones con respecto al acopio animal y control de fauna nociva.

Es necesario “evitar la crueldad, la tortura, la negligencia, el abandono y los espectáculos crueles hacia los animales, y sólo se logrará mediante la promoción de una nueva cultura en la protección, defensa y bienestar animal; dentro de esta nueva cultura se encuentran las campañas que promueven la adopción porque originan que los animales tengan una segunda oportunidad”, señala el dictamen aprobado.

Tras avalar modificaciones a los artículos 231 y 323 de la Ley en comento, derivado de iniciativas presentadas por el diputado Javier Estrada González, coordinador de la Fracción Parlamentaria del PVEM, y dictaminadas por la comisión de Salud, los diputados consideraron que también es necesaria una vigilancia de las empresas de purificación de agua y hielo, conforme a las Leyes y Normas Oficiales Mexicanas correspondientes.

El dictamen aprobado subraya que se deben cumplir “las condiciones sanitarias exigidas por la normatividad, a fin de garantizar un producto sin riesgo para la salud de las personas que lo consumen, evitando el manejo incorrecto del proceso de purificación”.